Las mejores semillas de cannabis autoflorecientes de California

Descubre las ventajas únicas de las semillas de cannabis autoflorecientes

El cannabis autofloreciente se distingue de las variedades tradicionales de "fotoperíodo" por su floración independiente de la duración de la noche. Mientras que las variedades de fotoperíodo dependen de las condiciones cambiantes de luz, las variedades autoflorecientes pasan a la floración entre 59 y 95 días después de la germinación de la semilla, independientemente de los ciclos de luz. Esta característica hace que cambien las reglas del juego para los cultivadores. A diferencia de las variedades de fotoperíodo, que inician la floración en respuesta a un aumento de las horas nocturnas, las autoflorecientes no se ven afectadas por las variaciones de luz. Esto puede ser muy ventajoso para los cultivadores por muchas razones, entre las que se incluyen una respuesta más rápida, la no necesidad de alterar el ciclo de luz artificialmente mediante la privación de luz y la planificación de la cosecha para evitar las inclemencias del tiempo otoñal. Aunque las autoflorecientes requieren elementos esenciales como luz, agua, calor y nutrientes para un crecimiento óptimo, su calendario de floración no depende de las horas de oscuridad, como sus homólogas de fotoperíodo. A través de la cría cuidadosa a través de múltiples generaciones, nuestras cepas autoflorecientes encarnan todos los rasgos deseables de nuestras variedades de fotoperíodo populares. Experimenta la comodidad, eficiencia y calidad que el cannabis autofloreciente aporta a las prácticas de cultivo modernas.

Comprar en línea

Si cultivas cannabis y buscas semillas de cannabis galardonadas, tu búsqueda termina aquí. Nuestra tienda online presenta una amplia variedad de semillas regulares, autoflorecientes y feminizadas de primera calidad.

¿Qué es una semilla de cannabis autofloreciente?

Las semillas de cannabis autoflorecientes están diseñadas para empezar a florecer automáticamente sin necesidad de cambiar los ciclos de luz. Esta característica única puede atribuirse a su linaje de cannabis ruderalis, una subespecie que ha evolucionado para soportar las condiciones extremas del hemisferio norte. 

Mientras que las semillas de cannabis tradicionales empiezan a florecer a medida que aumentan las horas nocturnas, las semillas autoflorecientes dependen del tiempo y empiezan a florecer una vez alcanzan una edad específica. El mejor ciclo de luz para las variedades autoflorecientes es discutible, pero muchos cultivadores utilizan 18 horas de luz. Otros pueden optar por 20 horas encendidas y cuatro apagadas o 18/6 para ahorrar energía. Deben evitarse las 24 horas de luz.

Por qué cultivar autoflorecientes: exploración de las ventajas

La mayoría de las semillas autoflorecientes del mercado son feminizadaslo que significa que al germinar producen exclusivamente plantas hembra. Estas plantas hembra producen cogollos con altos niveles de cannabinoidesresponsables de los efectos psicoactivos que producen el "subidón". Las cepas autoflorecientes eran conocidas por sus bajos niveles de THC. Sin embargo, gracias a los avances en las técnicas de cultivo, estas variedades pueden igualar e incluso superar los niveles de THC de las variedades de ciclo fotoperíodo fotoperiódicas.

Muy resistentes a plagas y enfermedades, las autoflorecientes son una opción excelente para cultivadores principiantes que buscan una planta fácil de cultivar. También pueden prosperar en climas más fríos y suelen ser más pequeñas que las plantas de cannabis tradicionales, por lo que son ideales para cultivadores con poco espacio. Con un ciclo vital medio de 8 a 12 semanas desde la semilla hasta la cosecha, los cultivadores pueden producir más de una cosecha al año, lo que es perfecto para los que viven en latitudes más altas con temporadas de cultivo más cortas.

¿Qué rendimiento puedo esperar de las autoflorecientes?

El rendimiento de las variedades autoflorecientes puede variar en función de varios factores, como la experiencia del cultivador, las condiciones ambientales, el equipo y el linaje de la variedad. Ten en cuenta que algunas cepas tienen un mayor potencial de rendimiento que otras. Si buscas una variedad que sea fácil de cultivar y produzca rendimientos impresionantes, echa un vistazo a Jelly Donutz. Esta variedad automática es conocida por sus rendimientos XL y es ideal para aquellos que buscan maximizar su cosecha.

El rendimiento medio de las autoflorecientes oscila entre 28 y 112 gramos por planta, dependiendo de la configuración. En exterior estarán en el lado más alto y cultivos de interior en el lado inferior debido a las limitaciones de altura.

Cómo germinar semillas autoflorecientes

Para germinar semillas autoflorecientes, colocar dos toallas de papel húmedas entre dos platos puede crear las condiciones ambientales ideales para la germinación. Sigue este sencillo tutorial de cinco pasos para empezar:

  1. Coloque una toalla de papel húmeda entre dos platos.
  2. Coloque las semillas con un centímetro de separación sobre una de las toallas de papel húmedas.
  3. Cerrar las placas, sellando las semillas entre las toallas húmedas.
  4. Abra los platos a diario y humedezca las toallitas de papel con agua.
  5. Tenga paciencia y espere hasta 72 horas para que emerja la raíz pivotante.

Los cultivadores deben mantener una temperatura de entre 21 °C y 26°C, con niveles de humedad elevados, en torno al 60% y el 70%. Esto garantizará un crecimiento sano y robusto de las plantas. Una vez germinadas las semillas, puede plantar las plántulas en el suelo.

Cómo plantar autoflorecientes

Para plantar tus semillas autoflorecientes, haz un agujero de 2,5 cm en el medio elegido. Coloca la semilla en el agujero, con la raíz hacia abajo, y rellena la tierra con cuidado. Aunque las autoflorecientes pueden prosperar con un horario de luz de 12/12 horas, recomendamos utilizar un ciclo de luz de 18/6 para promover un crecimiento sano. 

Las horas adicionales de oscuridad dan tiempo a las plantas para recuperarse. Para evitar el estrés lumínico, coloque las luces de cultivo a 18-24 pulgadas por encima de las plántulas y ajústelas a lo largo del ciclo de crecimiento.

Para determinar cuándo regar sus autoflorecientes, amase el medio con el dedo. Si se nota seco, es hora de regar. También puede pesar la planta una vez regada y comprobar diariamente si la maceta parece más ligera, lo que indica que la planta necesita riego. Empiece con pequeños volúmenes de agua alrededor del tallo principal apical.

A medida que la planta se desarrolle, puede aumentar gradualmente el volumen y la distribución de agua y nutrientes para promover un crecimiento robusto.

¿Qué suelo necesitan las autoflorecientes?

Las variedades de cannabis autofloreciente prosperan en tierra rica en nutrientes con un pH neutro y una textura ligera y aireada que favorezca el desarrollo de las raíces. Ten cuidado a la hora de elegir una mezcla para el cultivo de cannabis, ya que muchas de las que se venden en los centros de jardinería tienen un alto contenido en nutrientes que puede dañar las plántulas. Opta por una mezcla media-ligera o una mezcla de tierra que contenga perlita, fibra de coco o musgo de turba diseñada explícitamente para el cultivo de cannabis.

  • La perlita es un medio de cultivo bien drenado y aireado, crucial para el desarrollo óptimo de las raíces y la absorción de nutrientes en las autoflorecientes.
  • La fibra de coco favorece el desarrollo saludable de las raíces, ayuda a retener eficazmente la humedad, mantiene estables los niveles de pH y fomenta un crecimiento vigoroso y rendimientos XL.
  • El musgo de turba es una enmienda muy beneficiosa para el cultivo de autoflorecientes en climas secos gracias a su excepcional tasa de retención de agua y absorción de nutrientes.

¿Qué tamaño de maceta necesitan las autoflorecientes?

Para cultivar semillas de auto, es importante seleccionar el tamaño de maceta correcto antes del ciclo de cultivo de cultivo. A diferencia de las plantas fotoperiódicas, trasplantar las autoflorecientes a una maceta más grande puede frenar su crecimiento. Para garantizar un crecimiento óptimo, los principiantes que cultiven autoflorecientes en interior deberían utilizar macetas de 11-19 litros (3-5 galones). En el exterior, los principiantes deben elegir macetas de 20-40 litros (5-10 galones) para disponer de suficiente espacio para las raíces y estabilidad frente a los elementos exteriores.

¿Qué nutrientes necesitan las autoflorecientes?

Las autoflorecientes, al igual que las variedades de fotoperiodo, dependen de macronutrientes vitales, como el nitrógeno, el potasio y el fósforo. Sin embargo, es mejor utilizar niveles más bajos de EC y fertilizantes para su estatura más corta. Para obtener los mejores resultados, se recomienda utilizar marcas de nutrientes de confianza como Fox Farm, Advanced Nutrients o Biobizz. 

Cuando alimente a las autoflorecientes con nutrientes, es mejor empezar con la mitad de la dosis de nutrientes sugerida. Vigile las plantas y ajuste la dosis según sea necesario.

  • No se recomienda suministrar suplementos nutritivos a las autoflorecientes durante la fase de plántula, ya que el exceso de nutrientes puede saturar fácilmente el sistema radicular.
  • Durante la fase vegetativa, se aconseja utilizar un abono con una proporción NPK de 10-7-5 aproximadamente para favorecer el crecimiento y el desarrollo de la planta. El programa de alimentación depende de si se utiliza un medio hidropónico o de tierra.
  • A medida que la planta autofloreciente pasa a la fase de floración, aumenta su demanda de fósforo y potasio. Para obtener los mejores resultados, mantén una proporción NPK en torno a 5-10-10.

Consejos de expertos para autoflorecientes durante la fase vegetativa

Las variedades de cannabis autofloreciente tienen un periodo vegetativo más corto, de sólo 4 a 6 semanas. Para maximizar el crecimiento durante este breve periodo, aquí tienes algunos consejos prácticos que puedes seguir:

  • Para un crecimiento óptimo, es esencial mantener una temperatura constante de 21-29°C (75-85°F) y mantener los niveles de humedad entre el 50-60%.
  • Para garantizar una circulación de aire adecuada y minimizar el riesgo de plagas y enfermedades, se recomienda utilizar ventiladores oscilantes que ayuden a evitar la acumulación de humedad.
  • Las autoflorecientes progresan rápidamente a través de la vegetación, por lo que es crucial vigilar de cerca el desarrollo de la planta. Para evitar estresar a las plantas, reduzca al mínimo la poda durante esta etapa.
  • No se recomienda utilizar técnicas de entrenamiento en autoflorecientes debido a su corta vida útil. El tiempo de recuperación puede ser largo y puede frenar su crecimiento y desarrollo.

¿Cuál es la duración del periodo de floración de las autoflorecientes?

Las autoflorecientes son conocidas por su floración rápidaLa mayoría de las plantas están listas para cosechar en 55-95 días tras la fase de floración. El cultivo en interior tiene la ventaja añadida de que no hay que preocuparse por los cambios de luz, lo que permite cultivarlas durante todo el año.

Sin embargo, incluso con su floración independiente, el cultivo de autoflorecientes al aire libre requiere un cuidadoso calendario de plantación para maximizar los rendimientos. Plantar demasiado pronto en la temporada podría provocar un retraso en el crecimiento debido al frío, mientras que plantar demasiado tarde podría tener el mismo resultado.

Consejos de experto para autoflorecientes durante la floración

Normalmente, las variedades de cannabis autofloreciente tienen un periodo de floración que oscila entre 55 y 95 días. Si quieres maximizar tus cosechas durante la fase de floración, aquí tienes algunos consejos de expertos:

  • Para un crecimiento óptimo, es esencial mantener una temperatura constante de 21-26°C (70-80°F) y mantener los niveles de humedad entre el 40-50%.
  • Durante la fase de floración, los cultivadores observarán la aparición de preflores en los nudos, lo que indica el inicio de la fase de floración. Estas preflores seguirán desarrollándose y se hincharán hasta convertirse en los pegajosos cogollos que adoran los entusiastas del cannabis.
  • Se recomienda utilizar ventiladores oscilantes durante la floración para evitar la botritis y el moho en los cogollos. Debido a su estructura densa, las cepas de predominancia índica son más susceptibles a la podredumbre de los cogollos.
  • Puede producirse una ligera defoliación en las primeras semanas de la fase de floración, pero es fundamental no eliminar más del 20% del follaje.

Cómo cosechar tus autoflorecientes

Ahora que se acerca el final del ciclo de cultivo, quizá se pregunte qué hacer a continuación. Veamos algunos consejos y técnicas de expertos para cosechar con éxito.

  • Observar los colores de los tricomas puede ayudar a determinar el momento adecuado para cosechar las autoflorecientes. Los tricomas son las glándulas de resina de la planta, y los cultivadores deberían cosechar cuando alrededor del 80% de las cabezas de los tricomas sean de color blanco lechoso. Una lupa de joyero o una lupa de aumento es una gran herramienta para ayudar a evaluar la proporción de tricomas y determinar el momento óptimo para la cosecha.
  • Una vez que las autoflorecientes hayan alcanzado el nivel óptimo de tricomas, utilice guantes para cortarlas. Corta cada planta por la base del tallo y cuélgalas boca abajo en una habitación oscura y ventilada con una temperatura de 60 a 65 grados y una humedad inferior al 50% durante 14 días. Minimiza el contacto con los cogollos, ya que puede degradar las glándulas de resina y disminuir el contenido de cannabinoides.
  • Una vez secos los cogollos, colócalos en tarros de cristal para curarlos. Curación durante varios meses puede ayudar a eliminar la clorofila y refinar el perfil de terpenos. Recuerde que, al igual que un buen vino, cuanto más larga sea la curación, más intensos serán el aroma y el sabor. 
    • Durante la fase inicial, eructe los tarros cada pocos días para eliminar los gases estancados y refrescar los niveles de oxígeno. A medida que avance el proceso de curado, eructe los tarros una vez a la semana.

Consejos para cultivar autoflorecientes en interior

Estos son algunos consejos de expertos que deberías tener en cuenta a la hora de cultivar autos en interior:

  • Algunas variedades son más adecuadas para el cultivo de interior que otras, así que investiga y elige una variedad que prospere en los cuartos de cultivo.
  • Considera el tamaño de tu espacio de cultivo interior y determina la densidad de flujo fotónico fotosintético necesaria para proporcionar a tus plantas un espectro completo de luz.
  • Coloca las luces a la distancia adecuada de las plantas. Si están demasiado cerca, podrían quemarse; si están demasiado lejos, no recibirán suficiente luz.
  • El riego excesivo es uno de los errores más comunes de los cultivadores noveles. Riega las plantas solo cuando la tierra esté seca y evita encharcar el suelo.

Consejos para cultivar autoflorecientes en un armario de cultivo

Si cultivas autoflorecientes en un armario de cultivo, echa un vistazo a estos consejos de expertos para obtener una buena cosecha.

  • Una circulación de aire adecuada en el armario de cultivo ayuda a evitar la acumulación de calor y humedad. Una humedad alta puede provocar la aparición de moho y hongos, mientras que una humedad baja puede hacer que las plantas se marchiten.
  • Durante la fase de floración, las autoflorecientes producen un potente olor, por lo que es necesario instalar un filtro de carbón en tu armario de cultivo para controlar cualquier aroma no deseado.
  • Como cultivador curioso, es posible que sientas la necesidad de comprobar con frecuencia el progreso de tus autoflorecientes. Sin embargo, puedes estar seguro de que las autoflorecientes no se ven afectadas por los ciclos de luz, por lo que abrir el armario y comprobar su estado no afectará negativamente a la fase de floración.
  • Las técnicas de entrenamiento en plantas autoflorecientes sólo se recomiendan a los expertos, ya que tardan más en recuperarse y pueden provocar fácilmente una floración prematura.